2017 01 20 Pues sí, va con segundas

 

2017 01 20
Pues sí, va con segundas. Una adicción innecesaria es y será, espero que por mucho tiempo; mi rincón donde guardar mi palmarés de carreras populares y paquetes de tabaco. Si, una de las dos me la tendré que quitar. Una de las dos me va a matar o bloquear o atrofiar… Seguro que si alguno lee esto dirá que el paquete de tabaco. Yo, a día de hoy, no estoy tan seguro de que sea esa la causa de mi muerte.
Obviando esta discusión para entradas posteriores, quiero hacer este otro blog para tener bien ordenadito mi armario. Como no soy muy materialista, guardo recuerdos. Es verdad que muchas habrá que no tenga ni eso. Tengo memoria de pez y este blog, aunque lo comparta en la nube, es por y para mí.
Me gustaría poder contarle a alguien importante que dejé una de las adicciones y poder contárselo con detalle y pruebas fehacientes.
Que así sea y bienvenid@s a mi blog.
Anuncios

2017 09 14 Me siguen faltando un par de crónicas de un par de trail

Toho_Boxing_Gym_-_Anime

2017 09 14

Me siguen faltando un par de crónicas de un par de trail, pero no encuentro el momento ni la inspiración.

La semana empezó a 12 horas hasta ayer, mi único objetivo llegar lo más fresco posible al fin de semana. El martes y hoy por la mañana un poco de gimnasio con elíptica y 4 ejercicios básicos para que todo no sea “crossfit” en la fábrica.

Noto demasiado pesadas las piernas como para salir a correr entre semana, a pesar del fantástico tiempo que acompaña. A la pereza, se le añade la fatiga y no creo conveniente salir a estirar piernas después de 21 kilómetros de media andados con botas de seguridad.

El caso es que tengo a las puertas una maratón de montaña y no veo el momento de salir a entrenar. Me apetece disfrutarla y olvidarme de los dolores de rodilla pero creo que eso va a ser imposible, por lo menos este “descanso” espero que me sirva para minimizarlos a la larga.

Mis sesiones de gym van, en parte; encaminadas a ello. Fortaleciendo cuádriceps y haciendo estiramientos para que las piernas estén más relajadas y tonificadas al mismo tiempo.

Mientras escribía esta paupérrima entrada, he hecho un paréntesis para apuntarme a una carrera este finde y forzarme a correr. Nunca he pasado por allí y ahora tengo familia, así que me parece un momento estupendo para ir a conocer Mayorga.

Mi estado de forma y mis tiempos han bajado estrepitosamente pero supongo que tengo que empezar la temporada en algún momento y quitarme el miedo escénico y volver a disfrutar corriendo, aunque sea en modo tortuga.

Siempre he criticado a los que miran demasiado el crono y entrenan como si se les fuera la vida en ello. Mi objetivo es otro.

Sin más, voy a descansar un poquito antes de ir a trabajar que es lo que me pide el cuerpo y mucha suerte a España esta tarde en el Eurobasket…

 

2017 09 05 Debería hablar de mis últimas carreras…

BD3

2017 09 05

Debería hablar de mis últimas carreras… No va a ser el caso, de momento.

Subo de ver el partido del Eurobasket 2017 y quería hablar del tremendo acierto de nuestro entrenador en la última posesión en el cambio de Marc Gasol por Juancho Hernangómez y su paupérrima actuación durante el resto del partido.

Mezclar la juventud con la veteranía, mezclar el talento con la experiencia, mezclar la intensidad con la sabiduría… Tener un equipo completo y fraccionarlo en dos quintetos…

Fantásticos los dos, sin lugar a dudas; pero se espera algo más de un seleccionador nacional, sea de dónde fuere. Es fácil es hacer los equipos de solteros y casados, de ACB´s y ÑBA´s…

Lo difícil es sacar el mejor rendimiento a ambas partes y saber ubicarlas en cada momento de partido.

Lo siento, pero admito que me gusta más el quinteto que sale a partir del minuto 7 de cada partido. Admito también que con estos doce jugadorazos se puede jugar “igual” contra Croacia que contra Montenegro, pero para eso no necesitamos el carnet nacional de entrenador.

España necesita de un entrenador nacional que esté por encima de la vox populi y sepa conjugar las facetas de todos los jugadorazos que tiene, sepa ver más allá del historial y bagaje de cada jugador y sepa ver el buen momento de cada uno, el mejor complemento de un Pau, de un Navarro, de un Chacho, de un Ricky.

Espero que esto no nos pase factura en los cruces. No confío en él, es sólo una opinión muy personal. En los últimos segundos de partido nos ha demostrado lo contrario y creo que eligió de manera perfecta. Juancho me parece el complemento de Pau y Willy de Marc. Oriol es un valor seguro, Saneme igual. La dupla de Ricky y el Chacho (otro acierto de hoy) y Ricky jugando con los que corren y saltan y Chacho ordenando a los veteranos…

Estos chavales quieren llevarse el oro igual que yo señor Scariolo y no sólo depende de poner a los mejores. Los 12 son ganadores indiscutibles, exprímales, lo están pidiendo a gritos. Disfrute de ver dar un pase al aro de Pau o Marc a Abrines (si puede volver a jugar), a los Hernangómez o a Joan Sastre; háganos disfrutar de lo lindo y ganar. Los demás también juegan pero nosotros jugamos mucho mejor.

Suerte y al toro.

Es más fácil hablar que hacer, pero yo no cobro por ser seleccionador de baloncesto y usted sí. Hágase notar, sin estridencias; pero sorprenda.

Igual me estoy precipitando y lo deja todo para los cruces (si es así, ¡bandera!).

III LAS VERDES TRAIL

Perfil-Las-Verdes-2017.png

III LAS VERDES TRAIL
Fecha: 2017 07 15
Hora de salida: 10:00
Distancia: 20000 metros (aprox)
Tiempo: 02:37:35
Puesto: 29 de 70
Dorsal: 33
Categoría: VAM 26
Desnivel: +1022

2017 07 18
Una carrera única por la compañía. Esta vez mi amigo de la infancia que se aventuró a vivir en Estados Unidos hace 12 años me acompañó al evento.
Me hizo buscar un trail “de estos que yo ahora hago” para probarlo en buena compañía. Teníamos unas cuantas opciones y me dejó elegir a mí.
Creía que iba a ser más sencillo pero saltó la sorpresa.
80 personas comenzamos la carrera y antes casi de salir del pueblo… despiste generalizado entre risas y comentarios varios de por dónde era el camino que nos llevaría a unas vistas espectaculares entre riscos y un solazo que nos pasaría factura a todos los corredores.
La subida seseante al principio y finalmente abrupta y dolorosa, la hice con un grupo bastante majete. En la parte más dura, después de unos 3 kilómetros me puse a tirar del grupo. Me encontraba bien (o eso creía) hasta que las pendientes bastante pronunciadas y la deshidratación hicieron que aparacieran los primeros calambres en los cuadriceps.
Ahí el grupo me dejó y yo seguí subiendo como pude para hasta llegar al primer avituallamiento donde la segunda clasificada me pasó, acompañada de un chaval de Fuentes de Ropel. Yo me di un respiro, relajé las piernas en la medida de lo posible. Lo estipulado en el recorrido era encontrarnos con el avituallamiento en el kilómetro 6 o 7 y no verle hasta el 10, con las condiciones climatológicas como fueron; me hizo mella en las piernas y en la cabeza.
Después de andar “relajadamente” y recuperar un poco de fuerzas ya llegando al segundo punto de avituallamiento lo que quedaba era una bajada, no tan suave como creía. Cuando pensaba que iba cogiendo un buen ritmo, la pantorrilla izquierda casi se rompe (o esa fue mi sensación).
Me agarré la parte de atrás del muslo izquierdo mientras daba las curvas de la serpenteante pista de piedras que afrontábamos… No podía ni hablar, la tercera clasificada me adelantó (conocida de otras carreras, más de Meseta Castellana) y pude aguantar su ritmo muy a mi pesar. Pensaba que si paraba no arrancaría más, así que sin forzar pero sin perderla de vista; llegué a meta como pude.
Allí estaban dos amigos inesperados, me dió un subidón de la ostia y me olvidé de todos los dolores a pesar de mi cojera…
Mi amigo y acompañante de batalla todavía tardaría en llegar, pero su llegada fue como si del primero se tratara. Eufórico y sonriente cruzó la línea de meta. Luego unas cañitas, un refrescón en el agua helado del riachuelo del precioso pueblo de Babia y a recuperar fuerzas con un buen cachopo en Mieres.
En resumen: carrera preciosa, durísima y en inmejorable compañía.
Claro que se puede pedir más… pero mejor disfrutar de lo que se tiene.
En cuanto a mi estado de forma y preparación para el evento. Dicho queda que no estoy entrenando nada. Desde hace un mes aproximadamente mi cuerpo me pide relax. Las altas temperaturas que nos están acompañando y distintos acontecimientos personales acrecientan mi desgana.
El cuerpo es muy sabio. Llevo metiendole cañita brava unos meses y sin decir basta, pero si atendiendo sus gritos de auxilio desesperado; le he alejado de grandes esfuerzos a diario porque el trabajo ya me supone grandes esfuerzos.
En breve tengo Desafío Somiedo y como cualquier otra carrera, NO la voy a preparar. Cuando el cuerpo me pida salir a entrenar, ir al gimnasio y demás… lo haré. Hasta entonces a disfrutar de la mejor manera posible del intenso calor y estos días disfrutando un poquito de basket en las canastas del Campo Grande… que no todo en esta vida es correr.
Se acercan las vacaciones y el cuerpo lo sabe, aunque ya tengo la inscripción para otro Trail a mediados de Agosto… ;P
Sin más me despido de todos que hay que madrugar demasiado… Buena semana a todos.

XIX CARRERA MONTAÑA SANABRIA

001-recortada.jpg

2017 07 12

XIX CARRERA MONTAÑA SANABRIA

Fecha: 2017 07 02 Hora de salida: 10:00

Distancia: 20000 metros (aprox)

Tiempo: 02:48:24

Puesto: 119 de 219

Dorsal: 126

Categoría: VAM  57
No pensaba yo que iba a necesitar un descanso… pero sí.Mi cuerpo está contracturado, el descontracturador que le descontracture buen descontracturador será.

Mis gemelos, mis riñones, mis antebrazos, mi cuello, mis tobillos… piden vacaciones anticipadas.

Los 40 no son los 20 está claro. Mi adicción no me permite disfrutar de los calores, mi garganta se resquebraja y su sequedad pide a gritos un manantial que lo sacie.

Hace ya casi dos semanas afronté un trail precioso partiendo desde el pueblo natal de mis padres. Desde allí a Sanabria había menos camino. Allí, en Villamayor de Campos, mi pulso no sube de 70; mi cuerpo al llegar a Sanabria no quería peleas.

Aparqué cerquita de la meta y esperé a los compañeros que venían desde Valladolid. Casi se me echa la hora encima para cambiarme. No sé si fue la poca gente de mi equipo o la masiva afluencia de los demás, pero las ganas no iban en aumento. (Era el campeonato de Castilla y León de Trail por equipos).

La incertidumbre duró hasta bien entrada la carrera. Pendiente de todos menos de mí, no logré olvidarme de todo y disfrutar. No logré ver que cada uno iba a lo suyo, que yo no estaba para hacer disfrutar, que era una carrera competitiva y yo “corría” como si de una san silvestre veraniega se tratara.

Ni siquiera quitándome la camiseta e impregnándome de los rayos de sol maravillosos que nos empaparon, fui capaz.

Y así quedó, mi primera carrera en tierras zamoranas; en un mero trámite pre-vacacional. Un paseo por un entorno maravilloso, con sus riachuelos, sus helechos, sus cantos rodados cual calzada de locos romanos… pero nada más.

Una decepcionante carrera, por mi entorno. Mi falta de adaptación a las altas pulsaciones. Más pendiente de la familia y demás allegados que de mi disfrute.

Así fue como al terminar la carrera, a pesar de encontrarme con Guiralda y familia; me fuí directamente al pueblín y de ahí zumbando a la city con culebron de los malos incluido en el viajecito.

Una experiencia extraña, diferente y de la que hay que sacar lo positivo. Los problemas personales hay que dejarlos fuera del cancha… y si el cuerpo te pide calma, hazle caso y aunque sea un domingo al año, vete a misa; allí no se altera el pulso para nada.

V TRAIL NOCTURNO RENEDO DE ESGUEVA

A CARTEL V NOCTURNA.jpg

2017 06 25

V TRAIL NOCTURNO RENEDO DE ESGUEVA

El viernes bajé al pueblo con mis padres con todo preparado para esta carrera. Tanto el viernes por la tarde como casi toda la jornada del sábado, mi pulso no pasaría de 50 ppm.

El adobe relaja, limpiar el jardín, ojear libros de filosofía, dando un paseín para tomar una cervecita cuando menos gente hay… después de una pequeña siesta coger el coche y marchar a Valladolid.

Las calles cuando llegué a las 19:30 estaban casi desiertas, me dieron ganas de activarme un poco antes de la carrera en el gym, pero mi cuerpo no pedía guerra. Estaba en modo off. Compré Enantyum en la farmacia de guardia de al lado de casa y me fui a Renedo a por el dorsal.

A las 20:30 estaba aparcado al lado de la salida. Me acerqué a la plaza y mis pulsaciones empezaron a des aletargarse. Saludos por allí y por allá. El primero Rubén que pertenece a Renedo Bikes. Luego Gabi colgado del teléfono fue el punto para ir subiendo el ritmo. Un café y a cambiarse.

A una hora para el comienzo de la salida, ya estaba cerrado el coche y con más compañeros del equipo con ganas de correr a pesar de venir de Peñalara de hacerse un entreno elegante.

Yo no sabía qué hacer. Tenía programado también ir a un Trail al día siguiente a la montaña palentina de 25 kilómetros, debería regular aquí o regular mañana…

La gente que venía, tanto de mi equipo, como algún galgo que vi; venían a correr de lo lindo. Nada de regular.

Encima nos habían advertido que era más dura que otros años… difícil decisión. A darlo todo.

Por las calles del pueblo haciendo el panolis entre el pelotón, me retorcí el tobillo derecho y casi me doy un buen susto; en cuanto me recuperé… a correr. Me siguieron Ángel y David, empezaba la pista forestal que nos llevaría a los senderos y de noche no se podía adelantar mucho. Cogimos ritmillo y adelantamos a mucha gente en esa zona de pista, subiendo ya por los senderos, no perdimos el ritmo y fuimos con un grupillo hasta el kilómetro 3. Ahí ya se empezaba a subir un poco más y el otro Ángel nos adelantó para seguir su ritmo endiablado.

Preferí no forzar y subir a mi ritmo, David me seguía e íbamos bien. En continuo sube y baja alcanzamos el punto más alto de la carrera, una bajadita y a seguir con el rompe piernas otros 5 kilómetros más.

Lo de siempre, en las subidas clavado y en las bajadas adelantando a pesar de la oscuridad. El camino era atractivo a pesar de no acompañarnos la luna llena por haber aparecido las primeras nubes después de mucho tiempo en el cielo de Castilla. La oscuridad no me impedía bajar bien e incluso arriesgar un poco en zonas un poco más irregulares.

Sentí una pequeña molestia en la planta del pie, que me hizo pensar en la atrofiante fascitis plantar que ha dejado en el dique seco a uno de mis más queridos compañeros de fatigas; pero en vez de tenerla miedo; pisé con más fuerza si cabe.

Después de una bajada pronunciada salíamos a una pista que se iba a hacer eterna. David y yo fuimos a la par esos dos últimos kilómetros. Tuvimos la intención de coger a unos que iban a unos 200 metros, pero pinrelaba de lo lindo.

Con la lengua medio fuera dimos las últimas curvas por el centro del pueblo hasta el pabellón donde se  encontraba la meta y la cena… Buen ambiente para recibirnos y satisfecho con el esfuerzo realizado. David está muy fuerte, Ángel más… no debimos quedar mal, porque no había ni veinte corredores en la zona de llegada, si ponen los resultados lo sabré.

Serrador (de mi equipo) 4º, Ricardo Mayordomo vencedor absoluto… un poco de agua y para la camita. Nada de cena ni leches que tengo que madrugar…

Las 5 de la mañana y sigo del baño a la cama, imposible salir y meterme dos horas de coche para meterme otras 3 de carrera y volver…

Mi cuerpo cae rendido a eso de las 6 y media de la mañana con su dosis de Prinperan en el cuerpo…

No he podido hacer el fin de semana completo… una pena.

No entiendo muy bien la razón, lo achaco a los nervios, mi ansiedad, quizás demasiada agua fría… ¡qué sé yo!

Ahora que son las 20 horas del domingo, me empiezo a encontrar mejor.

He comido suave e insípido durante todo el día pensando que podía recuperarme antes para llegar al postre de la comida de equipo (que era hoy) pero nada…

Sofá y finalísima del campeonato de Europa de Baloncesto Femenino.