2015 10 05 …una manera como otra cualquiera

2015 10 05

 

…una manera como otra cualquiera de borrar las huellas que me zancadillean día tras día…

Mis propias huellas.

Pero mis actos no van más allá… toso mientras recupero mi ritmo cardíaco normal. Después de toser, me siento y fumo… uno tras otro, intentando apartar de mi lo que en breves momentos me va a ocurrir.

(Pienso que quizás compensando mi tatuaje con su espejo en el lado derecho… pero no…)

Luego aparece. Un puto descontrol comienza otra vez a enturbiarme. Con lo que he disfrutado corriendo por la arena, porqué aparece ahora. Nunca se fue, nunca se ha ido. Me queman las plantas de los pies por no querer olvidar las palabras que dijo.

Creo que es lo segundo más bonito que me ha dicho en su vida (conmigo). No aguanta el kilómetro 4, aunque al momento dijo algo de aceptar las ofertas de sus múltiples pretendientes… Si no lo hace revienta…

Y se me enquista en la piel y me hace llagas y yo lo permito, porque si no no correría una hora pegado a la playa buscándola, con la certeza de no encontrarla y a la vez, la esperanza pagana en que ese kilómetro se nos tatúe a los dos en la planta del pie… sin hacer daño; pretendiendo como mucho una fascitis plantar que nos ayude a correr más rápido por cambiar nuestra forma de pisar.

A lo que iba… tres de estas carreras a la semana y la Behobia me la haga a pata coja…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s