II TRAIL LOS CORTADOS – RUTA DE LOS INFIERNOS

2016 05 28

 

 

Ha pasado ya una semana y mi memoria es de pez. De ahí este blog, este diario público.

Pero hay cosas difíciles de pasar por alto. El Garmin me lo recuerda. 25 kilómetros de continuas subidas y bajadas por uno de los lugares más bonitos de la provincia.

 

Qué dureza y qué dolor.

Recuerdo empezar la mañana sin ganas. Bajar al bar a por mí croissant y cambiarlo por un churro por apatía. No andaba yo fino. No soy de quedar con gente e ir en comuna hacía el lugar de carrera, prefiero ir a mi aire. Pero habíamos quedado en la tienda, no eran los amigos de siempre.

 

Hoy tocaba trail y aparecían caras desconocidas.

Mi ánimo se trastoca con poco. Mi sonrisa también. No estaba en mi salsa. Todo el mundo hablando de la dureza, de los cambios de recorrido del año anterior a éste…

Mi cuarto trail como dije antes y con amenaza de solazo, en meseta seca…

Cogemos el coche y tiramos a Cabezón.

 

Una hora antes de que comience la carrera estamos allí, que si geles, que si llego sin entrenar, que si llevo cortavientos, que si me duele el soleo, la ceja y el esternomascloideo…

Yo a mi rollo, un poco apático, un poco desubicado, haciendo grupo con mi equipo pero sintiendo que faltaba mucha gente habitual. Claro no era una carrera popular. Era el Trail por la Ruta de los Infiernos… me iba a dar cuenta pronto.

 

Un kilómetro cruzando el puente de piedra y pasando el pueblo hasta llegar a las bodegas y fin del paseo… primera cuesta en condiciones, digo adiós a mis compis de fatigas porque veo que la gente ha empezado con mucha fuerza y si no me quedo demasiado descolgado.

 

Pero hay majete… que paliza. Me dijeron que los primeros 8 kilómetros eran los más duros y no se equivocaron. Yo encima que iba de nuevo, ni había mirado perfil, ni recorrido… bajarlo de internet, postearlo y poco más. Iba con la idea de que montaña en Valladolid, si montaban la rusa en ferias y poco más… Ignorante de mi…

 

El caso es que me empezaron a arder los soleos y los gemelos desde el kilómetro uno. Pero arder, fuego. No recordaba yo una tirantez así desde que tiraron del cordón umbilical y vieron que me ahogaba la cabezota. Las bajadas no ayudaban a relajarse. La roca se caía al de delante y no dejaba frenar bien. En mi mente sólo dos personas Ger y Diana. Uno por lesión de soleos y otra por enseñarme a bajar.

Lo de coger ritmo, para mí era imposible. En una subida, la cuarta creo; detrás de un grupo de unos diez, me di cuenta que íbamos al ritmo de una compañera de mi equipo; me adelanté y tiré yo entre agónicas risas y ánimos entrecortados. Ella iba a hacer 14 y yo 25 kms, así que después de esa subidita nos despedimos.

 

El caso es que llevamos pocos kilómetros… 7 u 8… Y sentía que iba a full, pero bueno… el caso es que cambió un poco el escenario, menos gente, otros paisajes, un avituallamiento aquí y otro allí y volví a sentir las piernas y la cabeza me dijo que disfrutara más y dejara de pensar en los de adelante y los de atrás y me centrara en levantar la cabeza y hacer del paseo un regalo a mí mismo. Estaba saliendo de una rotura de escápula y pocos pueden darse el lujo de fumar como yo y subir sin toser hasta ahí arriba…

 

Y me fue bien… todo lo largo que se me hizo el primer tramo, hasta el kilómetro 20 ni me enteré… Luego ya, pensando que era la primera vez que pasaba de 21, empecé a calibrar mis fuerzas pero sin bajar los brazos, de hecho; adelanté a varios tanto en las bajadas como en las subidas.

 

Un penúltimo repecho con compañeros que habían acabado el trail corto dando los ánimos necesarios para afrontar el último esfuerzo y una bajada preciosa entre un pinar virgen hacía las bodegas y subida al “portal” con gente anónima animando y mis benditos Ger y Guille animando hasta el último metro…

 

Agónico y sonriente había llegado… y no demasiado mal… o si… pero qué alegría, no daba un duro por acabarla y al final…

No hay nada como una medalla merecida, para hacer de un amanecer apático, un día estupendo…

 

El post-carrera fue light… vamos, que pude conducir recto hasta casa… ;P

 

Tocaba salir esa noche a Asturias para el martes tirarme la semana en Madrid. Vuelta al día a día, a la rutina…

Pero eso en otro post…

 

II TRAIL LOS CORTADOS – RUTA DE LOS INFIERNOS

 

Fecha: 2016 05 22

 

Hora de salida: 10:30

 

Distancia: 25000 metros (aprox)

 

Tiempo: 02:51:24

 

Puesto: 39 de 111

 

Dorsal: 53

 

Categoría: ABM 20

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s