38º CURSA SANT RAMÓN

38º CURSA SANT RAMÓN

2016 09 08

 

Ya casi ha pasado una semana… y es verdad lo que dicen del tiempo. Enfría, enfría mucho.

El domingo pasado me sentía un superhéroe, fracasado un poco; pero superhéroe que es lo importante. Hoy soy el mismo gandul que sigue fumando como un pelele desde que se levanta hasta que se acuesta. Como el domingo aquel.

El caso es que llegué a ser un superhéroe porque el sábado corrí la cursa de Sant Ramón a las 19:30 horas en el pueblo de Sant Boi y el domingo sin dormir apenas, hice mi primer acuatlón; no llegó ni siquiera a ser distancia sprint, fue amateur, pero lo acabé.

El caso es que la cursa tenía casi 300 metros de desnivel positivo en 5,5 kms. Creo que la hice mejor el día del entreno, por lo menos, que yo sepa, me ganó uno que ese día no lo hizo.

Para mí fue bien porqué lo di todo o casi todo. Los cuádriceps al acabar les tenía calentitos y eso es señal de esfuerzo. Casi sin pausa, bajé desde la cima por el camino corto, me duché y fui a cenar con la única amiga que tengo por estas tierras que es de las mías. El caso es que la cena que iba a ser una cosa rápida, se alargó hasta las 2 de la mañana.

Todavía tenía que volver desde Barcelona hasta Cornella, descansar y a las 7:30 recogida de dorsales en Premìa Mar. Creo que a las 5 estaba despierto. Nervios. Mi pulsómetro marcaba casi 90 pulsaciones 3 horas antes del comienzo de la prueba.  Muchas fotos, saludos con los allí presentes y toma ya, Julio Salinas; que acababa de terminar de correr se queda a ver la distancia sprint que yo no corría. Hablando con él, que si este entró primero al agua y ahora sale tercero, que el quinto que entró ahora va primero, que si este se ha colado. Disfrutando mucho, muchísimo con los valientes que se atrevieron a nadar casi un kilómetro. El caso es que llegaba mi hora y dije ¡ostias!, un kilómetro corriendo, nadar y otro kilómetro. A full!!! Una serie buena y muy mal se tiene que dar… luego el mar sin entrenar, cero, ya se verá. Pues se vio, vaya si se vio.

Entre los 8 primeros al entrar al agua… la transición como el culo no, peor. Vi pasarme a 20 fijo y el agua… entrar y paura, miedo, temor absoluto, ansiedad… pufff que mal. Me paro, hago pie, no llevaba ni 6 brazadas. Se me pasa por la cabeza abandonar, uno, dos, mil veces; decidido. Me aparto a la derecha, molestando lo menos posible y me pongo de pie en el agua. Qué lejos está Barcelona y mi hermana más, oigo a unas señoras hablar, me giro y tres mujeres de unos 70 años me preguntan que si ya he acabado… creo que respondo algo así: no señoras, el que está acabado soy yo. El caso es que respiro hondo, ahora creo que fue un segundo, pero fueron más. Recuerdo otra vez a mi hermana (que nada muy bien) y me digo, poco a poco, miro una y otra vez la bolla y la veo lejana, muy muy alejada… respiro más, ¡venga cojones, lo que se va a reír de ti como no lo hagas, son 15 minutos de nada!

El caso es que volví a nadar… pensando, 450 metros pensando, parando y nadando a braza, tragando agua salada, dando eses de bolla a bolla… larguísimo… sin más, salgo del agua, y aún hoy me mareo sólo de pensarlo, me agacho a ponerme las zapas y se me va la cabeza, pregunto a una chica que está a mi lado y la pasa lo mismo, me calzo sin calcetines, llevaba las Zoots, era lo más fácil. Comienzo a correr y ya no veo referencias, sé que ando de los últimos y me da rabia, mucha rabia. Aprieto, pero tampoco doy para mucho más, así que me digo: como siempre Ángel, disfruta. El caso es que me pongo a animar a los que paso, a los que vuelven ya para terminar y a los que me cruzo cuando a mí ya sólo me quedan 300 metros y a ellos casi un kilómetro. Termino sin pena ni gloria y allí están Santi  @pitufollow y sus amigos, me acerco, les cuento el desastre, como y como fruta, sándwiches, bebo mucho también, uno que me ha hecho unas fotos @blay_a0, otra máquina… el caso es que, tal es la decepción por mi parte que prefiero no quedarme mucho por ahí, me despido con la excusa (verdadera) de que había quedado a comer, pero vamos, con la cabeza gacha…

Qué duro es esto del acuatlón, qué gilipollas por no haber encontrado una piscina en dos semanas, que pelele por no entrenar nada… la genética no lo es todo. Hay que entrenar, no duro, pero entrenar lo que vas a hacer para que salga medio mal el día X… Y si, digo no duro porque tengo el brazo izquierdo jodido, tengo poco tiempo y porque sigo entrenando sólo.

El día anterior no sabía ni que iba a ponerme, que coño, una hora antes tampoco. El desconocimiento me pudo, la ignorancia me supero y mi pasotismo me dio una lección. Aprendido. Seguro que lo voy a volver a intentar, seguro que lo voy a hacer bien y seguro, seguro, seguro que voy a superar esto. Peor no lo puedo hacer, sólo si me retiro.

Lo mejor de todo, fui capaz de seguir. No tengo edad para hacerlo, pero seguí. Respiré, paré un rato y supe reponerme. Nadando lo pasé mal y supe seguir adelante. Soy un superhéroe. Le puedo decir a mi prima de 4 años que hice un acuatlón cuando vaya a Pucela y que cuando quiera hacemos uno juntos, porque ella va a la piscina todos los sábados y corre más que yo… y porque su primo, ese tal yo, ha terminado uno.

Conclusión, soy un desastre sin mis amigos cerca. Esto con Nachete y Patricia al lado dos semanas antes lo habría bordado… pero no lo habría hecho en Premia y por allá dónde andan ellos, no me llama de momento.

Ahora toca asimilar los fallos, seguir corriendo y seguir buscando piscina cubierta asequible y cercana, o alternativa en el mar. Ahora toca salir el sábado con #instarunnersbarcelona y el domingo cursa en Viladecans. Ahora toca, aparcar el tabaco y rezar para que todo vaya bien y no me operen, el martes me infiltraron por segunda vez y parece que va mejor; lo dicho rezad… Ahora toca seguir disfrutando y buscarte en cada kilómetro cuatro porque todas las canciones me hablan de ti; también la nueva de Iván Ferreiro en su álbum Casa… tenía que ser así, y tiene que ser así…

Posdata: el otro día me di cuenta que he perdido la camiseta de tirantes de Solorunners, en el tendal apareció otra en la terraza tirada… cosas del destino, cosas del viento que sopló una noche… supongo que ya el #yellowfever se acabó, o simplemente lo llevo tan dentro que no hace falta exhibirlo… más bien lo segundo porque os echo un montón de menos…

 

Sin más un saludo, mañana nos vemos…

Fecha: 2016 09 03

Hora de salida: 19:30

Distancia: 5500 metros (aprox)

Tiempo: 00:28:47

Puesto: 42 de 353

Dorsal: 159

Categoría: SenM 00

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s