IV CROSS TUDELA DE DUERO. MEMORIAL DANIEL GONZÁLEZ DE LUCAS

IV CROSS TUDELA DE DUERO. MEMORIAL DANIEL GONZÁLEZ DE LUCAS

Fecha: 2017 01 22

Hora de salida: 11:00

Distancia: 8500 metros (aprox)

Tiempo: 41´47”

Puesto: 139 de 225

Dorsal: 89

Categoría: VBM 26

2017 01 22

Después de un sábado abrupto me costó convencer a la más herida de guerra del Trail para acudir al pinar de Tudela a correr cerquita de su antiguo instituto. El caso es que a pesar de sus heridas recientes nos acercamos después de un café debajo de casa. Un nutrido grupo de Solorunners también. Era un día especial para algunos de los nuestros pero sobre todo para la familia de Dani. Hacía un año de su muerte y no llegó a correr con los colores de Solorunners pero iba de camino. Íntimo amigo de Su, Diana y Paloma entre otras compañeras; Daniel González de Lucas falleció hace un año. Como dice su amiga Susana, nos dejó su sonrisa, perenne.

Yo le conocí poco, cuatro o cinco carreras, con sus cañas incluidas y tiene toda la razón, la imagen del dorsal y del cartel de la carrera es la imagen que tengo de él. El minuto de silencio, no recuerdo nunca; más respetuoso que he vivido. Es verdad que éramos pocos, pero se nota que fue sincero. Debido a este motivo, sus tres amiguísimas del pelotón decidieron hacer la carrera juntas, ¡chapó!

  • A 5:30, pues a 5:30; que así llegamos juntas.

Salimos al final del pelotón y fuimos cogiendo ritmo. Después de muchas curvas e ir cogiendo ritmo a trompicones para colocarme más o menos por dónde debía andar desde un principio, al kilómetro, con una recta por delante y el terreno un poco más despejado de corredores veo que Pa me sigue; la ánimo diciendo que tenemos un objetivo a la mira y seguimos en torno a 5 el kilómetro. Decido quedarme con ella por sensaciones. No voy sobrado, ayer me lo pasé bien en el Trail, la ayudo y seguro que ganamos los dos. Además ha sido la que ha venido después de caerse de morros ayer y dolorida lo está dando todo, igual al final necesita ayuda.

La primera vuelta la hacemos bien pero la noto fatigada, ha sido buena idea quedarme. Empezamos la segunda y justo cuando quiero apretar un poco (bajar a 4´50”) se me desata la zapatilla izquierda. Es lo que tiene atarse las zapatillas con las manos congeladas a menos 4 grados que hacía al empezar la carrera. La digo que siga que yo le pillo. Vamos detrás de dos chicas que adelantamos sin problema, mientras a nosotros nos adelanta Emilio y un amigo suyo. Parece que no va a ser fácil bajar de 5 el kilómetro, cercanos a acabar la segunda vuelta tomo una referencia para afrontar el final con Pa. Pero a 300 metros de pasar por segunda vez por la línea de meta nos adelanta la bicicleta que lleva al primer corredor.

Una pasada, viene volando, le animo mientras mantenemos el ritmo. Justo antes de comenzar la tercera y última vuelta al circuito, nos pasa el que será segundo de la clasificación. Así que le digo a un antiguo vecino mío que me animaba:

  • Al final tercero y sin forzar. (una sonrisa y seguimos a lo nuestro)

La tercera vuelta sin historia, nos cruzamos en las curvas con Félix que será primero en su categoría y poco más. Mantenemos el ritmo y al final intento hacer apretar a Pa porque creo que puede más aunque la llevo oyendo muchos kilómetros su respiración y eso es que va justita; pero se esfuerza y lo da todo hasta el final.

Al final nos espera Guille…

  • ¡Te ha adelantado Patricia, te ha ganado!

… le cojo por banda, cogemos el agua y Pa, jodidilla consigue regalarle una sonrisa. Es la primera vez, estando yo; que le viene a ver su padre y eso seguro que la gusta. Se  queda con él mientras yo juego con Guille.

Les digo que vayamos a animar a Diana (su madre) que tiene que estar al llegar. Bebiendo agua y al solito vemos como entran las tres amigas y se funden en un abrazo.

Muy bonita carrera, tengo predilección por el cross, me gusta su dureza, sus luces y sombras por los árboles que nos hacen dar unas curvas de miedo, cambios de ritmo y demás… El terreno estaba duro por la helada pero el sol nos acompañó, aunque sólo daba luz, no calor.

Una mañana en la que me quedé a ver a los compañeros en el pódium. Mereció la pena el esfuerzo. Unos chorizos y una hogaza de pan para Pa y un bonito trofeo para Félix.

Sólo una pequeña mancha, por hablar y hablar y más hablar… Guille no pudo correr su carrera en su categoría porque se nos pasó ponerle en la línea de salida, menudo berrinche que se cogió el pobre. Su mamá le abrazó y entre las sopas de ajo y las pastas a todos se nos olvidó.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s