VI Trail Costa Quebrada

2017 04 02

Tocó Costa Quebrada. Y llegué jodido, con ganas de no ir por un maldito dolor que al que le tenga, sabe de sobra que no hace gracia. El nervio ciático, da ojeras, dolor de casi todo y pocas ganas de juerga… menos de meterse 24 kilómetros para el cuerpo.

El caso es que después de Jueves y Viernes de media jornada en el trabajo (12 horas al día), me duché y me fui a Santander antes de meterme en la cama en Pucela a las 3 de la mañana y perder la oportunidad de correr una carrera tan bonita por un dolor agudo en el peor momento de la semana. Para el viaje una faja de las que anuncian por la tele, que daba calorcito y mil paradas con sus respectivas bebidas energéticas y cafés.

Aparcar a la orilla del mar, no hizo quitar la cojera y el cansancio acumulado; pero alivió el espíritu saber que estaba al ladito del objetivo. Sólo tenía que descansar. Llamé al hotel para asegurarme de que la habitación estaba preparada y a las 9 de la mañana del sábado estaba durmiendo plácidamente con un par de Ibuprofenos.

Los compañeros de equipo vendrían y comerían juntos por ahí. Yo no tenía cuerpo. De hecho, había pedido a una compañera enfermera que me trajera algo para pincharme y aliviar el dolor y poder correr al día siguiente.

A regañadientes me acerqué a recoger el dorsal a las 7 de la tarde. Tenía mala cara, dolores y sueño; mucho sueño. No eran las 8 y ya estaba de vuelta en la cama. Cené con la tortilla que me hizo mi santa madre y sobre las 9 en la cama hasta las 7 del domingo.

Me levanto mejor, pero un detalle… ¡Qué tiempo el sábado!: viento, lluvia, más viento y más lluvia. Lo dicho, me levanto me acerco a la ventana a ver las maravillosas vistas y lloviendo y con unas rachas de viento de flipar. La pata izquierda mejor, pero buahhh!!!

Hasta las 9 no dan el desayuno, me tumbo a ver animes. Bajo: un café, un bollo y a la cama hasta poco más de las 10. A las 11 la carrera.

A las 10 y 20 no sabía si ponerme chubasquero o ir en tirantes. Segunda opción, con manguitos y que sea lo que dios quiera. Dan la salida y yo seguía estirando el glúteo sentado en una acera, no llueve y parece que las nubes amenazan, pero no descargan.

Voy bien, pero bueno. Voy adelantando, me encuentro con Gabi y Patri y me freno un poco. Pita el Garmin y a 5:10 parece que voy bien en llano, aparece la primera bajada para asomarnos a la primera playa y les digo adiós; “tengo que probarme y cuanto antes mejor”, si veo que no puedo hago la corta y fuera. Bajo y bajo con ganas y viendo la playa y los acantilados, digamos que me vengo arriba. El recorrido promete ser espectacular. Luego 8 kilómetros de senderos por encima de los acantilados lo confirman. Los apelotonamientos nos hacen parar y esperar en algún tobogán que hay. El barro lo hace impracticable, la gente se frena en seco y a mí me viene bien. La pierna responde y no hay dolores, pasamos por enfrente del hotel (kilómetro 7 y medio) y parece que la carrera se estira, siguen los apelotonamientos, pero el ritmo es más vivo. Me vengo arriba y zás!!! Ostiazo… Adelanto a un chaval de la vuelta de campana que doy hacia delante. Llevo 6 kilómetros con la sonrisa, viendo las maravillosas vistas; un pequeño resbalón no me la quita. Al revés, en los continuos sube y baja, disfruto como un niño. Me voy encontrando con más gente del equipo y sigo adelantando posiciones casi sin querer. Dónde otros frenan yo acelero (bajadas que eran pistas de patinaje), en los falsos llanos, sigo a buen ritmo y en las subidas, sin prisa pero sin pausa mantengo el ritmo de los demás.

Yo no soy muy experimentado en esto de los trail, ni en nada; pero menos en esto y verme aguantar bien las subiditas, me va haciendo crecer la moral. A pesar del dolor, las horas de gimnasio de piernas quizás estén dando sus primeros frutos.

Pasado el kilómetro 10, nos metemos por un bosque precioso, apartándonos un poco del mar. Seguimos subiendo y sigo con buen ritmo. El pinchazo se nota y no bajo el pistón. También haber adelantado a uno de mis entrenadores (Germán) lo noto en mi moral y sigo hasta un avituallamiento muy bonito, con mucha gente y por supuesto, dada mi euforia; muy motivador.

Seguimos subiendo por el monte Tolio (creo) y mi ritmo se mantiene, pero empiezan las molestias. Siento el glúteo izquierdo. Me tomo el primer gel, justo después del avituallamiento, aunque quería haberlo dejado para más tarde. Luego ya sólo me queda uno de cafeína y le quería dejar para el 20…

Mientras me tomo el gel, en una subida “contenida” (no demasiado exigente); se me va olvidando el dolor y sigo adelantando gente. Un par de kilómetros más adelante, en una subida más exigente (kilómetro 17 o por ahí) el dolor reaparece y ya no me queda otra. Cafeína y a aguantar como sea.

La sonrisa y la motivación, no se me quita en ningún momento… Veo de lejos a José y Ana “Almería”… Extra de motivación. Para mí, son muy buenos y estar a su altura me enorgullece. Tiene que quedar poco. Duro, pero poco. Unos 6 kilómetros con el regalo extra por parte de la organización: Tolio to P´arriba como dicen ellos. Una subida que me lleva más de 8 minutos, antes de afrontar la bajada al pueblo.

Las patas me arden y sobretodo el glúteo izquierdo, pero ya sólo quedan 2 kilómetros hacia la meta. Bajo, no tan rápido y con precaución; que quiero repetir en breve otra carrera. Mi euforia se traslada en el tiempo y me adelantan unos cuantos. No pasa nada. Objetivo conseguido.

Mis cuidados de emergencia han surtido efecto, aunque no hayan sido muy populares. El descanso, el pinchazo, Ibuprofenos y Espidifenes… han hecho su efecto. Me dejo llevar el último kilómetro, empieza a llover como si se fuera a acabar el mundo, me coloco el dorsal y la gorra y entro solito, sin esprines ni leches… Sonriente y feliz.

Conclusión… ¡Viva las drogas!

Me ha costado más acabar esta crónica que acabar la carrera. Tengo el lado izquierdo entumecido. Mañana toca fisio y recuperación activa, que por suerte libro en el trabajo. Y ahora a la camita con más drogas, a buscar una carrera para el siguiente finde ;P

VI TRAIL COSTA QUEBRADA

Fecha: 2017 04 02

Hora de salida: 11:00

Distancia: 24000 metros (aprox)

Tiempo: 02:33:20

Puesto: 156 de 611

Dorsal: 424

Categoría: VetA – 65 de 211

Posición Sexo: 148 de 519

Desnivel +1700

http://costaquebradatrail.blogspot.com.es/

Anuncios

Un comentario en “VI Trail Costa Quebrada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s