La otra crónica del Trail Riaza Challenge.

trail-riaza-recorrido-20km-esquema

2017 06 04

La otra crónica del Trail Riaza Challenge.

Hoy vamos a ponernos algo más técnicos.

Sé que la cagué corriendo con las Raven de Adidas. No porqué sean malas zapatillas, ayer fue la primera vez que vi a tanta gente con ellas en varias versiones; sino que el tiempo meteorológico y mi propósito de ir rápido mermaron mucho por usarlas.

No es por poner excusas baratas. Desde el kilómetro uno se sintieron las zapatillas. Literal. Se oían desde Riaza en mi pueblo los zapatazos que pegaba al bajar por la zona asfaltada del pueblo. Luego es verdad que al principio de la bajada ayudaron a que la pizarra se desmembrara y fuese todo más seguro, pero en el último repecho antes de llegar a la meta; su suela Continental pesaba como si llevara dos neumáticos de la misma marca en cada pie.

Quizás no es demasiado técnico, pero la corpulencia de estas zapatillas, en momentos en que sabes que puedes ir más rápido (por tiempos, entrenamientos y demás) pesa más en la cabeza que en las piernas. Sabiendo que las Bushido desgastadas estaban aparcadas en el asiento de atrás del coche, ¡lima la moral de cualquiera!

Ayer todas las previsiones eran de tormentas y lluvias esporádicas en la zona central de mi querida España. Fue esa la razón por las que la elegí. El principio de la bajada (kilómetro 10) era “técnica”, con bloques de pizarra que hacían el terreno irregular y traicionero sino te clavabas bien. Ayer no llovió ni una gota y me ardieron los talones al bajar por esa pendiente tan abrasiva. Llegué al segundo avituallamiento con un calentón en los talones que nunca había sentido.

Es verdad que bajé condicionado por haber dejado pasar a muchos que tenían menos ritmo que yo, mientras hacía de cheerleader de mis compis de equipo en la cima. Mi ritmo era más rápido y no era buena zona para adelantamientos suicidas. Pequé mucho de talonear al principio de la bajada, para frenar mi ritmo natural (un poco más vivo) y la suela hizo su trabajo. Frenó de lo lindo a costa de mis talones. Igual con las Bushido hubiese tenido problemas más graves (talón de Aquiles o similar) pero no lo pude comprobar, llevaba las Raven.

Cambiando de tema. Ayer era un Trail de semi-autosuficiencia, tenía dos avituallamientos escasos y yo llevé un gel en el bolsillo de mi malla. Antes de empezar la carrera un sobre de Enantyum para mis dolores recurrentes de piramidal (o espalda o pestañas o ciática o de amores) y para adelante. No fue mal a pesar del calor, pero otra vez me equivoqué en la indumentaria.

La humedad del terreno y el calor encharcaron mi camiseta de tirantes del equipo. Y os puedo asegurar que pesaba. De hecho, en los últimos kilómetros la tuve que meter por la malla, muy a mi pesar; pero al correr el peso de la camiseta empapada molestaba. Seguro que es mejor cualquiera de las camisetas con mangas que llevaba del equipo, pero no me gusta tener la marca de ciclista y no me siento a gusto por las posibles rozaduras en mi sobaco. Quizás es hora de serigrafiar alguna camiseta de tirantes que tengo o recortar alguna de las del equipo. Me encanta ponerme un dorsal e ir con los colores de mi equipo. Soy como los niños con su chándal nuevo del cole, pero… ayer me la hubiese quitado en el kilómetro 5. Aquí no sé si decir que es el material o soy yo y mis manías. Pero supongo que algo influirá.

El caso es que de lo que no me arrepiento es de mi gorra Buff y de mis calcetos Lurbel Bmax. La gorra es acojonante, sudas (y yo sudo mucho desde el kilómetro 1) y todo se queda en ella, no baja ni una gota de sudor a los ojos y los calcetos sujetan y protegen el talón de Aquiles sin tener la sensación en ningún momento de retener el movimiento natural del músculo. Son ligeros y seguros y eso se nota también al quitarlos y ponerlos, cuesta pero compensa.

Sin más decir, esto lo escribo para recordarme a mí mismo que hay que tener alternativas solventes para afrontar un trail. Las expectativas que uno tiene, el terreno, las condiciones meteorológicas y demás factores influyen y mucho y en los trail son muy cambiantes y quizás con un buen equipamiento las podemos salvar. Es verdad que nunca se sabe hasta que no se hace, pero ayuda tener un plan B en la mochila.

Buen domingo y buenos kilómetros.

A la espera de saber resultados oficiales de la carrera para modificar mi anterior entrada.

 

Anuncios