HAY DÍAS

Hay días que soy el rey en el reino de los invertebrados y encuentro placer entre las heridas que provocan las rocas puntiagudas, la arena suelta pegada en mi curtida piel, no quema a pesar de que el sol la haya convertido en lava, resbala por mis callos y la cruzo como quien nada por el agua cristalina de un riachuelo.

Hay otros días que soy el más mamímefero de todos y sólo quiero dar de amamantar a mis crías o abrir bien mis pulmones a 2000 metros y gritar para que mi médula espinar sea capaz de comunicarse con el resto de los sentidos sin obstrucciones innecesarias.

Pero casi siempre y por desgracia muchas, soy tremendamente humano y pido a gritos un abrazo en el silencio de la noche, con banda sonora de Fangoria; mientras engullo mi tercer gintonic anclado a una pista de baile.

Hay otros días que me conformo y soy creyente y rezo por mi alma y por la de los presentes para que algún día dejemos de buscar entre líneas la felicidad y encontremos las MAYÚSCULAS que nos hagan llorar de la risa.

Hay días como hoy, que me conformo con no pensar tanto y cultivar mis sueños con horas de gimnasio, un rato de tus besos y ciertas letras con encanto; antes de conciliar otro vez el sueño.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: