No merezco regalos ni abrazos

No merezco regalos ni abrazos

ni atención alguna.

Si acaso un canal dónde ahogarme

y taponar la esclusa con mis huesos

para que el pequeño agricultor

se cague en mis muertos.

 

No merezco un rescate de alta montaña,

me fui allí para perderme e ignorar

los quehaceres del ardiente asfalto.

Si acaso que algún otro senderista

ponga unas piedras encima de mis huesos

para identificar el camino y que otro se pierda.

 

No merezco el pan de cada día

mientras otros ignorados no le huelen.

Si acaso un mendrugo mojado por lluvia sucia

para ennegrecer aún más mi opaca sonrisa

que sale a relucir indiscriminadamente.

 

No merezco ni un mísero alago

por escribir versos. Soy de los que vomita

cuando abre la boca, de los que se quejan

por no besar tu boca…

 

Si acaso quemadme vivo

y dejad las cenizas a tu vera,

en lo que pasa el barrendero

y limpia el piso, sin dejar huella.

Anuncios

4 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s