Pensé que hoy iba a doler más pero se puede llevar

bandages_by_naimane-d4rei3q

2017 10 18

Pensé que hoy iba a doler más pero se puede llevar. No creo que llegue al fin de semana en condiciones de correr una media maratón por montaña, pero igual con bastones y una tobillera; la puedo andar-correr.

El fisio me ha recomendado empezar en una semana con la tobillera. Yo intentaré adelantarme por mera cuestión hormonal; lo necesito.

No correr por correr, sino hacer algo más que trabajar, leer y escribir por aquí y por allá. Es verdad que el puente pasado estuvo bien (descansado y entretenido), pero está claro que necesito más actividad para desentumecerme en cuerpo y mente.

Otra recomendación del fisio ha sido el yoga. Yo no me veo, pero espero saltarme lo menos posible los lunes con Sara #NoTeLesiones, con sesión de Pilates y estiramientos. Creo sinceramente que todas mis dolencias vienen de no estirar en condiciones (y posturales, pero ese es otro tema) y con Sara estiramos a conciencia. Igual con el tiempo me da por hacerme “yoguista”, de momento seguiremos agrietando lo que está hormigonado por el paso del tiempo.

La apreciación del fisio sobre mi menor tono muscular en la pierna izquierda (recurrente ya) me ha hecho preparar la mochila para cuando salga del trabajo ir inmediatamente al gimnasio a hacer única y exclusivamente piernas. Seguro que cae algo de pecho, espalda y brazos; pero esa insistencia y los malestares físicos que tengo me han convencido. Son los isquiotidiales y los gemelos. La conversación ha salido a raíz de mi inflamación del tendón de Aquiles izquierdo por el esguince. Dice que no es preocupante, pero muy muy recomendable.

Quiero salir de este anquilosamiento cuanto antes, estaba comenzando a salir (por que el parón viene desde el verano y mi inflamación de rodilla derecha) gradualmente y esperaba llegar en mejores condiciones a la Behobia, para afrontar el invierno en buen estado de forma y que mi ímpetu y mi creciente buena forma física sirvieran de aliento para atreverme con alguna carrera de montaña “pelín complicada” por climatología, cuestas y larga duración.

Mi idea en este mes era entrenar el plan de 10 kilómetros para no perder la chispa y ya en Noviembre empezar el plan de Trail o de Media Maratón. No me lo quiero saltar. Me parece necesario no perder velocidad (cuando se trata de correr), aunque luego la puedas adecuar a la distancia que tengas como objetivo.

Como el 2018 está lejos de tener objetivos deportivos claros (dependo más de mi contrato laboral) puedo alargar mi “no perder la chispa” hasta pasada la Behobia y así currarme más lo de mi musculatura en el gimnasio.

Bueno, sin más tiempo para escribir; que entro de noche a trabajar, me despido que toca preparar el bocata.

Espero que mañana aparezca en mi Garmin una buena sesión de gimnasio, quedan 3 días para la prueba definitiva para mi tobillo y no quiero que falle nada más.

Salud y kilómetros.

 

Anuncios

#desafioempedrada

 

blog

2017 10 09

Una presencia aterradora, me acaba de cambiar la crónica de hoy.

El #desafioempedrada constaba para mí de unos míseros 8 kilómetros de mierda. Y voy yo y los malgasto en malas compañías.

Casi se me pasa la salida, sentado en el pódium tranquilamente bebiendo agua y solo. Pensando que mi lado izquierdo me la iba a dar. Y así fue. Empecé último, junto con Gabi y Vicente. Mi idea era ir saliendo detrás de Serrador y le aguanté medio kilómetro.

¡Qué ritmo! Yo seguí al mío que no era tan malo como pensaba en un primer momento y tras mil subidas y bajadas, en el único avituallamiento que vería me paré. Dije, voy a esperar a esta.

El por qué y el para qué… ni idea, esas cosas del lado izquierdo. ¡No sé cómo no he aprendido ya! Mi lado izquierdo siempre se equivoca. Al rato, cuando llegó, me puse a “tirar de ella”, esperando tanto en las subidas como en las bajadas. Iba, pero vamos, sólo hay que mirar mis PPM en el Garmin… dando un paseo. Mis piernas estaban enteras de toda la semana de inactividad.

En los últimos metros choco las manos con los dos que salí, en un cruce de caminos; mientras esta me pasa diciendo algo así como que me quería esprintar… Dije, las palabras exactas: “¡Será (omitido por orden de esta)”!

(Omitido por orden de esta)

En la última curva, a 30 metros escasos de la meta, un cambio de terreno y ¡ostiazo! Mi tobillo izquierdo hace crack, doy una vuelta de campana y me levanto cojeando.

Me pasa esta y la otra. Me acuerdo del lunes en el trabajo y poco más. Por lo menos esta se queda, la otra gana la carrera a esta…

Patético, decepcionante… la puta y cruda realidad.

Vienen los de la ambulancia por que el speaker lo radia todo. Digo que termino por mis santos… y termino y directo a la ambulancia. Vendaje trapero y para casa.

Por supuesto, no me quedo a ningún pódium; queda descartado en mi lista de cosas por hacer este año.

Ahora a recuperarse lo antes posible. Espero estar para el 21…

Las apariencias engañan… A muchos les debió educar su madre muy mal y decirles que en esta vida todo se mide por las apariencias. Se quedó en eso y en tener un buen trabajo. Por lo demás, gente como esa; que no se te crucen en una carrera, ni en la vida. Pueden sacar lo peor de ti. (Retocado por orden de esta).

Por lo demás, aprovecharé este parón para ir más al gimnasio y quizás hasta deje mi #adiccioninnecesaria (que no el blog).

Por cierto hoy pagué mi cuota de inscripción a @solorunners, porque es el mejor club del mundo mundial y tiene a los mejores compañeros del mundo.

Felicidades a la otra, por ganar a esta. La adrenalina te pudo. Eso es vivir con honestidad. Yo te hubiese llevado a caballito, pero por qué soy más fuerte que tú ;P

Salud y kilómetros.

 

2017 10 03 Igual la normalidad sea el dolor crónico

2017 10 03

2017 10 03

Igual la normalidad sea el dolor crónico. Igual no se esté tan mal a medio gas por algún tiempo.

Intento hacer ejercicios simétricos para que mi cuerpo no se dañe demasiado, pero es igual; siempre se resiente mi lado más palpitante.

No soy de izquierdas, soy de los que busca lo mejor de las dos partes, para compensar las malicias de unos con la inocencia de otros. Pero sigue venciendo el mal.

No veo mi lado derecho desproporcionadamente más fuerte que el izquierdo y sin embargo mis latidos siguen quejándose de algo…

Ayer fue el colmo en el trabajo. Me dolía la parte superior del cuádriceps izquierdo. ¡Vaya usted a saber por qué! Hoy después de una sesión suave de gimnasio, toda mi parte más radical, se ha unificado y antes de volver a trabajar ya voy tullido de un ala.

Menos mal que no tengo intención de echar a volar, ni mucho menos. Pero esta rutina de sufrimiento gratuito, me empieza a cansar; en este sentido, a partes iguales.

Tanto en lo físico como en lo mental.

Esperemos tener suerte mañana y que el fisio dé con la tecla exacta. De momento, creo que me lo voy a tomar con calma… por motivos laborales primero y segundo porque, aún con dolor; no me impide salir a disfrutar de hacer deporte.

La calma se debe hallar en algún lugar recóndito de, no sé qué lado de mi cuerpo; debo correr en silencio para encontrarla, quizás con el tiempo logre encontrarla.

Ohm, sería la palabra que debe regir mis pasos en estos momentos; así que la repito: Ohmmmmm!!!

Salud y kilómetros.

2017 10 01 Media Maratón de Palencia

anime4-750x469

2017 10 01

Ando cojo: resumen del partido de hoy.

He acabado igual que el jueves y que el domingo anterior. Se sube el dolor según pasa la tarde, hacia la patita izquierda. El martes en el fisio se arregla fijo.

La carrera en sí, no ha estado mal. Los primeros ocho con 3 de mi equipo a medio buen ritmo, disfrutando pero corrigiendo pisada tras pisada. Pintaba mal, pero el día acompañó y con cascos y a lo loco; te dices: baja el ritmo que te da el ostiazo. El gemelo izquierdo se resentía y así hice. Bajé el ritmo.

Luego cuando quise subir el ritmo, ya era tarde. Toda la patita izquierda estaba semirrígida. Me subió hasta la zona del cuello.

Pintaba peor, pero soy muy gilipollas y seguí. Creía que podía con ello. La rodilla derecha no daba síntomas de hinchazón, tenía esa liguera esperanza. Otro descanso y seguro que puedo apretar al final.

¡Por los cojones!

A 5 de meta me junto con un pelirrojo que me adelanta por la ribera del río y no le duro ni medio kilómetro a su ritmo por más que lo intento. Pienso para mis adentros y me cago en too. Son 20 minutos más, además por el centro, con algo de gente, seguro que me olvido de los dolores…

Nada más lejos de la realidad… casi me paro en seco a dos putos kilómetros. Ya me dolía hasta el empeine. Todo el lado izquierdo rígido, aún ahora, me duele más la parte de arriba de mi cuerpo que las piernas y el pie (y son las 17:17), o por lo menos, a partes iguales.

¡Maldito no sé qué! No sé sacar conclusiones de esto. No sé dónde radica mi problema físico exactamente y por supuesto, no sé la solución. Creía que iba a sacar en claro mis problemas de rodilla o un posible esguince… yo que sé!!! Pero está claro que me duele desde el principio y se me acrecienta con los kilómetros. Ah, y cuanto más lento el ritmo, más doloroso.

Nada de cremas antes ni potingues raros. Nada de geles ni ostiadas.

Terminé la carrera y cojeando los 200 metros hasta el coche. El gesto de pisar el embrague… ¡pufff! Una pena en conclusión. Una pena porqué al final, me va a tocar ir al médico antes de Behobia.

Bueno, ahora a descansar… ya habrá tiempo después de hablar de otro “deporte” que se están cargando desde hace mucho tiempo (desangelado Camp Nou).

Salud y kilómetros.

2017 09 30 Mañana toca Palencia

mapa_media2016

2017 09 30

Mañana toca Palencia y la verdad es que me hace ilusión, a pesar de mi pésima semana de entrenamientos.

El jueves acabé cojeando. Quizás fue el terreno o sencillamente las pocas ganas o la más que posible lesión que tengo. Mi empeine izquierdo no quería doblarse más, hacía pupa; mi rodilla derecha terminó como un botijo.

Pero mañana es todo asfalto y terreno firme. Mañana es día, aunque a ritmo lento; para reconciliarme conmigo mismo. Descartando buenas sensaciones y por supuesto buenos tiempos, que menos que, a base de seguir entrenando; encontrar por mí mismo la solución a mis problemas físicos.

El miércoles comencé mis 10 sesiones de fisio. Esta semana ha sido alterada tanto en lo personal como en lo laboral… porque yo me dejo en ambas facetas. Este domingo espero que sea el comienzo del final de mis problemas. Llega el invierno, como dicen en Invernalia y creo que va a ser propicio para mí.

Quizás tarde más en calentar y no haga mis mejores tiempos, pero espero que lo supla, afianzando semanas de kilómetros y horas de gimnasio productivas.

No tengo sueño aún y me he arruinado la tarde yo solito. Debería estar somnoliento y arrastrado del desgaste que ha supuesto esta semana, pero aún me quedan fuerzas para soñar despierto viendo algún anime más hasta pasada la media noche.

Mañana la carrera es tarde (las 11) y aunque me quiero levantar pronto para preparar con tiempo mi vendaje para las rodillas y desayunar tranquilamente, no es estrictamente necesario.

Pero de momento, vamos a hacer el amago de intentar irnos a la cama que mañana nos toca carrerita rica.

Salud y kilómetros.